¿Qué es el valor del dinero en el tiempo?

Siempre que se comienza a explicar esta idea, se pregunta ¿Es lo mismo tener $100 hoy que $100 mañana? La respuesta es un evidente no, dado que lo que puedo adquirir el día de hoy con $100 es mucho más que lo que podré adquirir en el futuro.

Por ello es importante mencionar que el dinero se puede medir por su valor nominal y su valor real, la principal diferencia es que el valor nominal es el que indica la moneda o el billete de forma directa, pero este valor nominal no me hace que los flujos sean comparables en el tiempo, porque su valor cambia.

Para ese factor existe el valor real, que es la riqueza que debería tener la persona. Para medir esta riqueza se utilizan los principios de las matemáticas financieras que son los principios de descuento y capitalización.

Durante Siglos el valor de la moneda estaba respaldado por el precio del metal precioso a partir del cual se acuñaban, la aparición de los billetes dio paso al patrón oro, a partir del cual el dinero pasó a ser una “nota de la reserva” canjeable por oro o metales preciosos en las oficinas de la entidad emisora.

El patrón oro se quiebra internacionalmente después de la Segunda Guerra Mundial y de forma definitiva en EEUU en 1971, por lo que monedas de reserva como el dólar americano (USD) pasaron a ser monedas fiduciarias, es decir, respaldadas únicamente en la fe o confianza en el Estado que las emite.

De modo que, el valor del dinero fiduciario está determinado, entre otras variables y circunstancias, por la confianza del mercado en el futuro económico del estado emisor.

Valoremos que otras variables o factores determinan el valor del dinero.

¿Cómo se mide el valor de una moneda?

Hay dos formas de valorar una moneda, estas son en función al tipo de cambio y en función al poder de compra.

El valor de una moneda en términos de otra se conoce como “tipo de cambio” y permite conocer el valor de las divisas por pares, como por ejemplo el dólar americano versus el euro.

Un tipo de cambio es simplemente la forma en que la moneda de un país se compara con la de otro. En general, cuanto mayor sea la tasa de cambio, menor es el valor de una moneda. Por ejemplo, si se necesitan 20 pesos mexicanos para comprar un dólar estadounidense, entonces el peso tiene un valor mucho menor que el dólar. Las tasas de cambio se muestran como una relación como 20,00 a 1.

Otra forma de medir el valor de una moneda es con base en su “poder adquisitivo” esto es la capacidad de compra de ciertas unidades monetarias comparadas en distintos momentos temporales.

El poder adquisitivo de la moneda es una relación inversa al nivel general de precios, pues en la medida en que éste aumenta se necesitarán más unidades monetarias para comprar la misma cantidad de bienes o servicios.

Cuando se deprecia o se devalúa una moneda pierde valor respecto a otras divisas así como poder de compra para los ciudadanos.

¿Qué factores determinan el valor del dinero?

Para el portal mexicano Maxwell.com los factores o variables determinantes del valor del dinero pueden ser de orden económico, financiero, político, comercial; siendo una lista no exhaustiva de algunos factores los siguientes:

  • Nivel de reservas nacionales e internacionales
  • Manejo de las finanzas públicas o gubernamentales
  • Variables macroeconómicas como PIB, inflación y desempleo
  • Políticas monetarias y tipos de interés
  • Productividad y tasa de crecimiento económico
  • El manejo de la deuda interna y externa
  • Cultura de ahorro e inversiones tanto públicas como privadas
  • Comercio internacional y balanza de pagos
  • Tensión geopolítica
  • Nivel cultural y educativo
  • Prácticas fiscales y trato a los capitales extranjeros
  • Ideología y tendencias políticas
  • Estabilidad del gobierno y credibilidad 
  • Niveles de corrupción

Ahora ahondemos en los más importantes.

Confianza en el Estado

Un estado cuyo gobierno ostenta credibilidad basada en su trayectoria económica y perspectivas de largo plazo, es sólido y trasmite esa solidez a su moneda.

Si ocurren desaciertos que no se solventan debidamente y el estado pierde credibilidad, ello se traduce en la pérdida de valor de la moneda con consecuencias catastróficas para sus ciudadanos.

Para themoneyenigma.com, en un escenario extremo, la mala gestión económica puede poner en tela de juicio la supervivencia económica de una nación y su moneda puede colapsar ante el fenómeno conocido como hiperinflación.

El estado de la economía en general

Una economía que muestra indicadores positivos sobre el crecimiento del PIB, la inflación controlada, altos niveles de empleo y adecuada gestión de la deuda, define un cuadro de estabilidad económica testigo de una mayor inversión, una mayor demanda de la moneda nacional y un aumento en su tasa de cambio.

Por otra parte, las economías inestables con crecimiento negativo del PIB y elevados niveles de inflación, sufren de una disminución abrupta en el valor de su moneda.

El comercio internacional

Cuando en el mercado internacional los bines y productos nacionales son altamente demandados, aumenta el flujo de exportaciones por lo que se incrementa la oferta de divisas en el país, al punto que la moneda local puede verse fortalecida.

Una fuerte demanda de los bienes de un país atrae al mercado internacional incrementando la participación en la canasta de monedas haciéndola más representativa y reforzando su valor.

Geopolítica y conflictos internacionales

Tensiones entre países pueden impactar significativamente en el valor de las divisas.

Controversias, enfrentamientos diplomáticos, conflictos bélicos pueden llegar a debilitar fuertemente el valor del dinero dependiendo del papel del país en el conflicto, motivos de la controversia, aliados y detractores.

La intervención gubernamental

Los gobiernos que tratan de financiar la deuda imprimiendo más circulante, provocan un aumento de la oferta monetaria que al no ser compensado con la demanda puede conducir a una disminución importante en el valor de su moneda.

El rol de los bancos centrales o de la reserva federal es fundamental, pues son los principales entes que regulan las variables de las políticas monetarias como emisión de dinero, tasas de interés, política cambiaría, encajes, entre otros elementos intervinientes.

Como podemos apreciar son diversos los factores que determinan el valor del dinero aunque en esencia como todo bien negociable no escapa de las fuerzas de la oferta y la demanda.

Support